domingo, septiembre 28, 2008

Vanitas Vanitatis

Vanidad
Sentimiento incontrolado.
Almas en mil pedazos vestidas de oro camufladas en la oscuridad de la noche.
Vaos de cáncer, humo que envuelve los trajes de tercipelo. Noches sin fin entre efluvios de vanidad que nos vuelven ebrios
Espíritus que sonrien, que juegan, que se acercan, que se alejan, que marcan su paso, que marcan la distancia a romper.
Saltos, gritos, tonos malsonantes que arremeten contra tímpanos que aguantan estoicos la vibración de las paredes, de las manos que tiemblan entre nicotina y cubitos de hielo.
Gotas de sudor que estropean el torpe maquillaje que camufla imperfecciones de los ya perdidos 20 años. Aromas humanos que juegan su papel más primitivo.

Vanidad
Gestos torcidos que desprecian el orgullo del pavo real.
Orgullo de plástico que esconde miedos y temores, frágil máscara del baile de disfraces en una noche de eterno carnaval.
Desidia amarga ahogada en la resequedad de una garganta, alcohol inyectado en sangre.

Vanidad
Máscaras que se rompen, chispas que salen de los ojos mostrando almas débiles e inseguras. Trozos de pasado que saltan en mil pedazos ante un roce, una caricia, un aroma aún más humano.
Carolina, Davidoff, Anais, Paco...Fortuna, Marlboro, Ducados...Brugal, Havana, Ballantines.
Palabras falsas sin un ápice de verdad que colman las aspiraciones de los jugadores.
Acida crítica envuelta en roces, saliva, movimientos.

Vanidad
Noches de luz y de pasión, mañana de resaca y despedidas. Rastro de Madrid, rastro de gafas oscuras que sustituyen máscaras y enigmas.

Comportamientos Humanos.

Ti, ti, titititi...un despertador nos vuelve a traer a una mañana de lunes otoñal.
Los años siguen, la vida sigue.

Seguimos de relatos...mezclando sensaciones.



9 comentarios:

Abejitas dijo...

bonitas sensaciones.

Besitos de miel

gatchan82 dijo...

la vanidad puede llevar a malos caminos, y normalmente su exceso está ligado a la falta de personalidad.
pero su ausencia total resulta igualmente desagradable, y si cabe, más hipócrita.

MiMundo dijo...

...si está porque está...si no está porque no ha venido...como todo...lo mejor... en su justa medida...un abrazo...

Rosa dijo...

Qué interesante. Después de la conversación de ayer, creo comprender esta entrada en casi toda su extensión :)

Vanitas, vanitatis... todo es vanidad. La vanidad humana no tiene límites. Lo malo es cuando tras esa vanidad no hay Nada. Pero yo siempre me resisto a creer eso, casi siempre hay "algo"... ¿no? Y si no lo hay, aparecen los problemas. Si lo hay, también. Qué vida esta.

Un besillo lunero,
Rosa.

Evan dijo...

Son sensaciones mezcladas...

Detrás de esa vanidad debe haber algo, no puede ser todo hueco.

Me parece haber entendido el post en su escenia.

UN besito!

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Uy, la vanidad.......que mala compañera es, para casi todo.

Estuviste en el Vanitas??

Mo funcionan los feeds. Me sale que no actualizas, Hum.

Anónimo dijo...

HOLA, SOY JOSE DE ALMASSERA, EL BUZO, TAL COMO ME DIJISTE TE RECUERDO LO DEL BARCO...CUENTA CONMIGO!!!!! SALUDOS JOSE,

Anónimo dijo...

HOLA, SOY JOSE DE ALMASSERA, EL BUZO, TAL COMO ME DIJISTE TE RECUERDO LO DEL BARCO...CUENTA CONMIGO!!!!! SALUDOS JOSE

Anónimo dijo...

HOLA, SOY JOSE DE ALMASSERA, EL BUZO, TAL COMO ME DIJISTE TE RECUERDO LO DEL BARCO...CUENTA CONMIGO!!!!! SALUDOS JOSE