lunes, octubre 06, 2008

Nebulosa

Una nebulosa es una región del espacio constituida por gases y polvo.
Nunca he estado en una nebulosa; de hecho, creo que será imposible que ninguno de nosotros llegue a esos sitios en breve; más bien tendremos que esperar unas generaciones.



Pero hay otro tipo de nebulosas en las que sí que nos encontramos de vez en cuando.
Las llamo así porque la sensación es (o debe ser) igual a la que se experimentaría viajando por tan éxótico lugar. El polvo y los gases engañan a los sentidos y al igual que en un sueño no sabemos qué es realidad y qué es ficción. Qué caras se cruzan ante nosotros como espectros o simples hologramas frente a otras que son seres de carne y hueso.

Sin embargo, haciendo gala de una de las máximas: "en el riesgo está el placer", haciendo gala de ella, me siento cómodo en medio de tal maraña de turbaciones para los sentidos.
Y es que las nebulosas tienen una notable importancia cosmológica ya que son los lugares en donde, por fenómenos varios, nacen las estrellas.

Hay días que son muy reales y tangibles. Pero otros, sin saber el motivo, quizás por la novedad, quizás por lo estraño del momento o del lugar nos sentimos en una nebulosa.
No sé muy bien cómo se forma, como nace en el entorno. Solo sé que un día estás terminando de trabajar en un mundo real y entras, sin saberlo, en un mundo totalmente difuso de fin de semana. Muchas gentes, muchas caras, se esconden en la nube y te dejas llevar. Simplemente vas como un ciego dando palos medio metro delante envuelto en la bruma, escuchando el mar y sintiendo como la adrenalina se acelera.
Es común, en medio de esa confusión encontrar personas, caras nuevas, algunas de ellas sirenas en medio de la noche como aquellas que un día llamaron a Ulises.
Las leyendas hablan después de algunas de estas personas; son como personajes de ciencia ficción, de los que todo el mundo duda de su existencia.

Pero hoy lunes, después de un fin de semana en medio de la niebla de esta nebulosa personal puedo decir que "yo las vi"



Y entre tanto, me pregunto si en esta nebulosa también nacerán estrellas.

6 comentarios:

Rosa dijo...

Las nebulosas y los cantos de sirena... fin de semana onírico, sin duda!!!

De vez en cuando hay que dejarse atrapar por los cantos de sirena y hasta creer en los milagros y los espejismos; qué sería del sediento viajero si no creyera en los espejismos de vez en cuando. A veces no hay falta meter los dedos en las llagas de Cristo para creer sin que nos tachen de crédulos. A veces merece la pena. La Fe es poderosa, milagrosa incluso, y a veces hasta necesaria para llegar a la otra orilla y comprobar que existe un paraíso, que no era incierto.

Ánimo navegante! Me gusta tu renovado espíritu.

Un beso.

Rosa dijo...

Donde dice "hay falta", quería decir "hace falta"... :)

Otro beso, que hoy es lunes y son necesarios más que nunca aunque hayas tenido muchos este finde ;)

Evan dijo...

Porqué no van a nacer estrellas? Ojalá que si, así te iluminan...

Un besito!

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Hum.......que misterioso....

MiMundo dijo...

...a veces, estar en una nebulosa, relaja mucho...pero si sirve de confusión mejor irse a un parque o a una cafetería tranquilita...un abrazo...

bahhia dijo...

Me encanta la canción, con ella el tiempo sí se detiene.

bss.