domingo, abril 12, 2009

Noches de Luna Llena

Ideas, sustancias químicas, pequeñas partículas que corren por la mente humana a velocidades de vértigo.
Sensaciones. Milagro de la física que nos define como humanos. Muestra palpable del alma etérea que todos llevamos dentro.
Recuerdos. ¿imágenes de lo que fué, ideas que nos quedan o puras sensaciones?

Un ciclo de luna. Desde que comienza a menguar a mediados de Marzo hasta que vuelve a brillar en todo lo alto de una noche estrellada a mediados de Abril.

La antigua capital de los Flandes Españoles se muestra discreta a un viajero fortuito que se ve envuelto en algo en lo que no está seguro que quiera participar. Mientras las sesiones de trabajo no dejan tiempo para pensar, la mente, juguetona al fin, se entretiene vagando por el paisaje, bosque blanquicino que por azar mezcla tonos verdes y marrones ante la luz que por primera vez cubre el lugar. no será el pirmer viaje. tampoco el úlitmo.
El tiempo pasa. Y la imagen de aquel bosque recorre las terminaciones nerviosas despertando sensaciones de tranqulidad, como si el tiempo no pasara. Como si cada segundo se detuviera para luego volver a arrancar.
El orgullo cae y en el fondo da igual porque lo que realmente aprecia la mente esta vez son los tonos de los árboles. Los susurros del viento jugando con las hojas en el bosque.
Un paisaje de luna nueva bien distinto del desierto Almeriense de la luna nueva.
Un elemento común a ambos lugares. La desidia que la mente percibe en ellos.
Un desierto protegido lleno de pitas que se mezclan con el terreno al borde del mar brillante.
Ese mar que me engulle hacia sus profundidades en un cabo perdido en cualquier rincón del litoral protegido. Cabo de Gata esconde en sus calas hippies de verdad que se mezclan con otros de pacotilla. Esconde en sus curvas caminos a pueblos que guardan secretos de otros tiempos y, sólo por esta vez, guarda los secretos de unos amigos que, como no, juegan.

Se terminan estas vacaciones. Se termina un mes de muchos viajes, de trabajo culminado con relax. El tiempo así lo quiere. Mañana, de nuevo la realidad.

4 comentarios:

Aldo dijo...

Para mí estos días en el Cabo han sido especiales. Mezcla de sensaciones y sentimientos muy diferentes. El mar en el Cabo tiene un color especial y su costa esconde rincones de ensueño. La Luna Llena, que siempre despierta sensaciones, ha adquirido un nuevo significado en mi pequeño diccionario personal. No creo que vuelva a mirarla indiferente...

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

La luna estuvo tremenda el miercoles...o fue el jueves?

Bosco dijo...

¡Fue el sábado!

Bosco dijo...

No he podido desconectar, muy a mi pesar, estas vacaciones, a pesar de haber estado en ese balneario cántabro donde iba la selección española. Solo vi un cielo estrellado hecho con leds en una piscina de flotación.Asombroso y recomendable.
Bienvenido de nuevo....