martes, diciembre 09, 2008

El sur y la Montaña Social



Para estos niños que corremos todo el día por Madrid, bajar al sur significa muchas cosas; reencuentro con queridas amigas, risas y planes a veces nuevos, a veces innovadores, noches de confesiones, juegos, calor y frío... Todas ellas juntas (y quizás alguna más que me dejo en el tintero quien sabe si aposta) hacen de las escapadas al sur momentos especiales que no pueden dejar de tener un rincón en este blog.
No sé muy bien por qué. Quizás por el aroma a Azahar de los lugares más costeros que se deja sentir, incluso tenue, en los días más grises del invierno; Quizás por la temperatura agradable que envuelve el ambiente; quizás por...¡yo que sé!

Porque la realidad es que esta escapada el Azahar brilló por su ausencia (quizás solo en mi mente quedaba algún recuerdo), la temperatura no fue precisamente la óptima (Sierra Nevada es lo que tiene cuando está nevada) y ciertos asuntos familiares me hicieron ir y venir de Madrid a Granada 2 veces el fin de semana.

Será entonces la imagen de la montaña nevada a media noche solo iluminada por la luna, las estrellas escondidas tras nubes de algodón que cubren del claro oscuros los colosos 3000 que por supuesto no subidos, será la noche de frío y risas, el amanecer de agua que por una vez no está helada, la sopa caliente...

O será la vuelta a la vida, a los paseos por el campo, a las imágenes de otros tiempos en forma de Seminario cerrado hace 20 años y comido por la maleza. ¡ay, lugar incomparable para grabar un corto! Pero nuestro productor, Xavier ya se sabe que en invierno no viene a España.

Será que como todos los grandes momentos sabemos lo que pasa pero no el por qué pasa.
Pero eso si, sabemos que son grandes. Especiales.



Podría contar muchas cosas de este fin de semana, algunas, en Madrid, muy tristes, otras, también en Madrid, totalmente demoledoras (aún estoy en shock de ciertas noticias, además de las tristes, que eran de alguna forma esperadas)
Pero prefiero quedarme con la parte alegre de la vida. Ya se sabe, "Carpe Diem" o "Enjoy" en su versión más marketiniana.

Os dejo una foto de donde seguro que nos hubiera costado mucho llegar (a falta de una imagen de la montaña por la noche desde el refugio) y una canción, como siempre, cargada de significado y, esta vez, muy especial.



5 comentarios:

Fanmakimaki ファンマキマキ dijo...

Coñó!!! Que foto, macho!!

Evan dijo...

La foto es impresionante y la canción bellísima!

Me gusta que veas la parte positiva de las cosas, así era yo antes y por suerte creo qeu estoy volviendo a serlo...

Un beso!

Anónimo dijo...

No quiero ser aguafiestas, pero a la zona desde donde está tomada esta foto solo nos hubiera costado llegar 15 minutos desde Jérez, jeje... A cima si que no llegamos ni con todo el vino de las bodegas de Purulio!

En San Antón trae cámara y rodamos una película en el castillo que sale al pie de la Sierra, o mejor aún, en el poblado minero abandonado.

bahhia dijo...

"sabemos lo que pasa pero no el por qué pasa" tal vez deberíamos pensar menor y seguir más tu "marketing" ENJOY!

En cuanto a la cámara no tengo más que añadir a lo que ya han dicho.

Superflicka dijo...

¡Aquí una superfans de Granada! Estas vistas montunas... quién las pillara aquí en la gran ciudad *sigh*

No dejes que las noticias te devoren. Al final nunca nada es tan grave, y una buena actitud lo cambia todo. Como tú dices: enjoy!